DEFINICIÓN DEL AGENTE

El Agente Inmobiliario o Agente de propiedades, es una persona que se dedica a prestar servicios de mediación, asesoramiento y gestión en transacciones inmobiliarias relacionadas con: la compraventa, arriendo, administración de propiedades, mantención de esta, cesión de bienes inmuebles y de sus derechos correspondientes, incluida la constitución de estos derechos, gestión de créditos entre otros. Dedicado a todas las líneas del negocio relacionados con un bien inmueble, es un negocio muy rentable, se puede mantener a largo plazo dependiendo de las estrategias, diversidad de negocios, calidad de servicio y mantenerse vigentes.

PERFIL DEL AGENTE

1.- Ser curiosos: La curiosidad es la base del aprendizaje. Un profesional que se mantiene en constante aprendizaje aporta grandes ventajas a su trabajo, ya que es capaz de generar nuevas ideas y encontrar soluciones a toda clase de contratiempos; entre más curiosidad demuestre, más posibilidades tiene de desarrollarse exitosamente en el trabajo o un puesto de liderazgo.

2.- Tener visión global: Un rasgo más que indispensable en un Agente, es la visión global del negocio, es decir, no limitarse a conocer el funcionamiento de su área, sino de todos los departamentos de la organización y cómo se entrelazan para formar un sistema. Este conocimiento impulsará el trabajo en equipo y una correcta sincronía con los jefes de otras áreas para lograr resultados impecables y eliminar fallas en los procesos, esto se reflejará en el término de un correcto negocio.

3.- Ser apasionados: El hecho de que un Agente conozca a fondo su profesión es importante, pero que demuestre pasión por ella, al igual que por otros aspectos de su vida, es invaluable. Una persona apasionada difundirá entusiasmo en su trabajo y entre su equipo, ayudando en gran medida a desarrollar una cultura de optimismo. Todas estas cualidades mantienen un ambiente relajado que favorece el desarrollo de proyectos para crear nuevas líneas de negocio.

4.- Mantenerse informados: Un profesional se encuentra informado sobre su entorno, actualizado sobre la situación global es más propenso a conocer las noticias de su ámbito, una costumbre necesaria para mantenerse vigentes en el negocio y a la vanguardia en los aspectos bajo su control.

5.- Aprender de los errores: Aprendemos más de nuestros fracasos que de nuestras victorias, por lo que es fundamental que un Agente sea consciente ante sus errores. Si es capaz de reconocerlos y resolverlos, será un profesional capaz de sacar el mejor provecho de los obstáculos que se le presenten.

6.- Ser líderes: El liderazgo es una virtud primordial para un Agente o corredor de propiedades. Su trato hacia los demás, su actitud bajo presión y la claridad para expresar necesidades, son algunos de los aspectos que hablan si estamos ante la presencia de un profesional de alto nivel.

7.- Actuar con Responsabilidad: El Agente debe velar y resguardar la integridad física, moral y legal tanto de sus clientes como propiedades, manteniéndose informado y creando redes de apoyo de los profesionales pertinentes, abogados, contadores, administradores de condominios o edificios etc. Es su deber minimizar los riesgos a través de un buen manejo del negocio y todo lo que esto implica.

8.- Otras Características: Educado - Amable - Ordenado - Empático - Comprometido - Honorable - Distinguido - Buena Presentación. Este es el perfil y características básicas que debe tener un Agente Inmobiliario competente, para desmarcarse de otros Agentes y Corredores de Propiedades que no presentan ningún interés y han dejado mal el trabajo que ejercemos. Manténgase siempre abierto a mejorar, observar y desde el análisis actuar, de esa forma se convertirá en un profesional inteligente, estratégico y exitoso.

BENEFICIOS DEL AGENTE Si trabaja de forma ordenada y sistemática, podrá manejar sus tiempos y obtener rentas suficientes para lograr sus objetivos, esto depende única y exclusivamente de usted. Además, aprenderá de todas las aristas del negocio, su manejo, estrategias, riesgos, beneficios, etc. Será capaz de crear redes de contacto y líneas de trabajo importantes que traspasaran sus propias metas y las de su empresa.